was successfully added to your cart.

Cart

DIY

Cocinita Portátil DIY – Diario de una mamá gata

By September 10, 2019 October 4th, 2019 No Comments
Kirikú cocinita infantil

¡Hola familias!
Tras las vacaciones, regreso al blog de Kirikú con una manualidad exprés improvisada que causa furor entre los peques cuando vamos al parque, una mini-cocinita DIY portátil. Para ella, necesitamos:

Una caja de zapatos, a ser posible un poco grande (mejor si la tapa es independiente)
Material para decorarla. Yo terminé usando fieltro de colores.
Silicona caliente (dependiendo del material de decoración, quizá sea mejor la silicona fría).
Tapones de botellas.

Para crearla, el proceso es muy sencillo:
Escoger la caja y decorarla. En Villa Felina, empezamos usando témpera negra para casi toda la superficie, salvo la parte de “los mandos”, en la que la mezclé con blanco nácar hasta conseguir un gris metalizado. Sin embargo, al secarse vi que la pintura negra quedaba marcada al mínimo roce. Por eso, opté por usar otro material que rondaba por casa: fieltro. Para que costara más que se despegara, forré todo el exterior, incluso la base.
kirikú cocinita portátil
Colocar los fogones en la tapa de la caja. Como se trataba de utilizar materiales que ya teníamos, opté por círculos de fieltro negro a los que añadí una espiral de silicona; pero también podrían usarse CD antiguos o tapas metálicas de botes, por ejemplo.
Pegar el “cuadro de mandos” o bien en el lateral de la tapa, o al lado de los fogones. Nosotras aprovechamos tapones de botellas, que pegamos con silicona caliente.
kirikú cocinita portátil
También se podrían añadir más detalles como un pequeño cajón o incluso acoplar otra caja sin tapa como fregadera a un lateral; pero como esta vez lo importante era que la caja cupiera en nuestra bolsa de juguetes de arena, me limité a la “cocinita básica”.
¿El resultado? Aquí lo tenéis:
kirikú cocinita portátil
Debo confesar que Minina no suele hacerle mucho caso cuando juega en la arena porque le va más el juego libre. Pero siempre que la hemos bajado hay algún amigo o amiga a quien le llama la atención y pasa un buen rato con ella. Así que mientras haya alguien que la disfrute, me quedo satisfecha. Por otra parte, lo bueno que tiene es que al tratarse de una caja, gran parte de los juguetes de arena que llevamos caben dentro, lo que facilita el guardado de las cosas.

Para terminar, sólo me faltan un par de aclaraciones. Os recomiendo que la tapa sea independiente porque estas tienen más resistencia en los cuatro lados. En nuestra caja la tapa va unida por un lado al “cuerpo”, y al no tener tanto aguante en ese lado, a la que los peques se apoyaron por allí, se hundió y hay que estar atentos a que no pongan demasiado peso. Con una tapa independiente es más difícil que esto no pase.
kirikú cocinita portátil
Asimismo, opté por el fieltro porque el papel no suele ser muy resistente, y la goma eva se marca con mucha facilidad. El fieltro, por su parte, es fácil de manejar, bastante resistente y, mientras sólo jueguen con arena, se limpia con sacudir un poco. Otra opción para “forradores experimentados” podría ser usar algún papel vinílico que sea resistente al agua.
Y eso es todo por hoy. Espero que la propuesta os haya gustado, ¡y nos leemos el mes que viene!

Me despido, como siempre, con un abrazo.

Diario de una Mamá Gata =^-^=

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies